domingo, 6 de noviembre de 2016

Vampyr, la bruja vampiro (Vampyr - Der Traum des Allan Grey)



Es una  película franco-alemana de terror dirigida por el  director danes  Carl Theodor Dreyer en 1932 . La película fue escrita por Dreyer y Christen Jul sobre la base de la  colección de historias sobrenaturales  “En un vidrio misterioso”  de J. Sheridan Le Fanu. Vampyr fue financiado por Nicolas de Gunzburg (era un banquero  de la alta sociedad Rusa, de orígenes   polacos y  portugués, que se convirtió en  editor de varias publicaciones estadounidenses, incluyendo  Vogue y Harpers Baza) protagonista de la película bajo el nombre de Julian West y como el la mayoría del reparto no eran  profesionales.

Un joven viajero, Allan Gray, se aloja en un extraño castillo, cuya atmósfera densa y enrarecida recuerda la de las pesadillas. El joven comienza a tener espeluznantes visiones, de las cuales la más terrible es el descubrimiento de una mujer inconsciente que ha sido atacada por un vampiro en forma de bruja. El maestro Dreyer rueda en Francia esta personal visión del terror: un mundo onírico y sugerente, lleno de fantasmas y sombras que cautivan más por la fuerza de las imágenes que por lo terrorífico del relato. A pesar de que actualmente es considerada una obra maestra del género, en su día fue un rotundo fracaso, por lo que el director danés tardaría doce años en volver a rodar su siguiente película, "Dies Irae".

Vampyr fue un reto para Dreyer , ya que era su primera película sonora y tuvo que ser grabada en tres idiomas. Para superar esto, se utilizó muy poco diálogo en la película y gran parte de la historia se cuenta con en  las películas mudas.  La edición de audio se realizo en Berlín, donde se añadieron a la película las voces, efectos de sonido y la  partitura.

Los censores alemanes exigieron    recortes  en  la película que todavía persisten hoy en día en algunas copias.  Las escenas que tuvieron que ser atenuadas incluyen  la muerte del médico bajo  harina y la muerte del vampiro. Hay otras escenas que fueron  rodadas y censuradas y que no existen en ninguna copia  actual.

La película fue filmada íntegramente en exteriores. De hecho, el castillo también sirvió como el alojamiento para el reparto y los técnicos. A principios de la década de 2010, Time Out realizó una encuesta con autores, directores, actores y críticos que han trabajado en el género de terror para votar por sus  películas de terror favoritas.  Vampyr ocupo el puesto 50 en su lista de  100.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario