domingo, 15 de enero de 2017

Gigi



Publicada en 1944, es una de las últimas novelas de la escritora francesa Sidonie-Gabrielle Colette nominada al Premio Nobel de Literatura en 1948. Apareció por primera vez serializada en la revista Présent en 1942  . En ella, la escritora se retrotrae al París finisecular para retratar la condición de las mujeres de clase humilde que, para no hundirse en el agua de la pobreza, debían aferrarse a la tabla de salvación de la prostitución.


Gigi una joven de 16 años   es criada en el ámbito de una singular familia: una madre, actriz de variedades, una abuela que adopta su apellido de un amante español, y una tía que vive de pasadas glorias y le enseña a comer langosta o a distinguir un diamante junquillo; todo para transformarla en la distinguida «cocotte» de un adinerado azucarero y asegurar así su futuro .

En realidad, Colette escribió a Gigi durante los peores meses de la ocupación nazi de París lo que le proporciono   una vía de  escape  durante esos tiempos difíciles tanto a ella como a sus lectores a los que transportan a un tiempo menos complicado y doloroso.  En una vez más retrato el encanto y el humor de una adolescente independiente y traviesa, Colette completa un círculo en su carrera, terminando su obra  con un personaje muy similar al que la hizo popular, Claudine. Es a través de su  amor a la vida que Gigi gana el verdadero afecto de Gaston, un mensaje de optimismo y  de fe en el poder del amor, una de las pocas obras en las que  Colette se rindió a una visión menos cínica del amor e Incluso tiene lo que uno podría clasificar como un final feliz, una rareza en la mayoría de sus novelas.

En 1951, fue adaptado para el teatro. Colette había escogido personalmente el a una desconocido Audrey Hepburn para que interpretara el  papel principal. Siete años más tarde, Vincente Minnelli la convirtió en un musical y lo llevo al cine con música de Lerner y  Loewe  ganó el Oscar a la mejor película. Esta versión está  protagonizada por Leslie Caron y Louis Jourdan .
Audrey Hepburn y Colette
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario