domingo, 17 de diciembre de 2017

La vuelta al mundo en ochenta días (Le Tour du monde en quatre-vingts jours)



Es una clásica novela de aventuras y una de las obras más aclamadas del escritor francés Jules Verne , publicada por entregas en Le Temps desde el 7 de noviembre hasta el 22 de diciembre de 1872, el mismo año en que se sitúa la acción y algunos lectores creían que el viaje estaba teniendo lugar realmente se realizaron apuestas y algunas compañías de ferrocarril y barco presionaron a Verne para aparecer en el libro.  Se desconoce si Verne se sometió a sus peticiones, pero las descripciones de algunas líneas ferroviarias y marítimas dejan alguna sospecha de que fue influenciado. Después, sería publicada de manera íntegra el 30 de enero de 1873.  Constituyen uno de los relatos más cautivadores producidos por la imaginación humana, y una de las joyas de la literatura de todas las épocas. Esta historia llevó a un proceso legal a Verne, ya que Édouard Cadol después de haber tenido una breve e infructífera relación para poner una obra de teatro en escena, pretendía ser coautor de la obra. Finalmente no hubo juicio, pero llegó a obtener tantos derechos sobre la pieza como Verne.


Phileas Fogg, un flemático inglés, ha apostado su fortuna a que dará la vuelta al mundo en 80 días, y empleará todos los medios de locomoción a su alcance: trenes, barcos, coches, y hasta un elefante y un trineo. Pero esta vuelta al mundo, en la que se combinan el humor, la aventura, el heroísmo y la típica abnegación de los personajes vernianos, reserva al lector otra sorpresa: la apuesta que a Fogg le hace perder el policía Fix se la hará ganar impensadamente el sol.


Aunque un viaje por globo se ha convertido en una de las imágenes más fuertemente asociadas con la historia, este símbolo emblemático nunca fue escrito por Verne  la idea es , brevemente, planteada en el capítulo 32, pero descartada, ya que "habría sido muy arriesgado y, en cualquier caso, imposible. " Sin embargo, la popular adaptación cinematográfica de 1956, la convirtió en parte de la mitología de la historia, incluso apareciendo en portadas de libros. Este elemento de la trama es una reminiscencia de otro libro de Verne  “Cinco semanas de  en  globo” .En cuanto al último golpe de efecto , Fogg dando se cuenta de que era un día más tarde de lo que realmente era, porque había olvidado este simple hecho: durante su viaje, había añadido un día entero a su reloj. Sin embargo, en el mundo real, el error de Fogg no habría ocurrido  en aquella época El Reino Unido, la India y los EE.UU. tenían el mismo calendario con diferentes horas locales. Habría notado, cuando llegó a San Francisco, que la fecha local era en realidad un día antes de lo que se veía en su diario de viaje. Como consecuencia, no podía dejar de notar que las fechas de salida del tren transcontinental en San Francisco y del vapor de China en Nueva York eran en realidad un día antes que su diario de viaje personal. Después de la edición 1873, muchas personas han tratado de seguir los pasos  de Fogg, a menudo con restricciones auto impuestas.


La novela fue escrita durante tiempos difíciles, tanto para Francia como para Verne. Fue durante la guerra franco-prusiana  en la que Verne fue reclutado como guardacostas; tenía dificultades financieras, su padre había muerto recientemente; y había presenciado una ejecución pública que lo había perturbado.  A pesar de todo esto, Verne estaba emocionado por su trabajo en el nuevo libro, cuya idea le llegó una tarde en un café de París mientras leía un periódico. Las innovaciones tecnológicas del siglo XIX habían abierto la posibilidad de una rápida vuelta al mundo y la perspectiva fascinó a Verne y  sus lectores.  En particular, tres avances tecnológicos ocurrieron entre  1869-70 que hicieron posible  por primera vez un viaje turístico alrededor del mundo: la finalización del Primer Ferrocarril Transcontinental en América, la vinculación del Indio ferrocarriles a través del subcontinente, y la apertura del Canal de Suez . Esto despertó la imaginación de que cualquiera podía sentarse, elaborar un horario, comprar billetes y viajar por todo el mundo, una hazaña previamente reservada sólo para los más heroicos y resistentes aventureros.

 La idea de un viaje alrededor del mundo en un período determinado tenía orígenes externos claros y era popular antes de que Verne publicara su libro. Incluso el título no es original. Varias fuentes.  Se han realizado diversas hipótesis sobra el  los origenes de la historia. El más obvio ocurrió entre 1869 y 1871, cuando el americano William Perry Fogg viajó por el mundo, describiendo su viaje en una serie de cartas a un periódico. Pero mucho antes que Fogg, el viajero griego Pausanias (hacia 100 dC) escribió una obra que fue traducida al francés en 1797 como " Voyage autour du monde ". En 1871 aparecieron  un  alrededor del mundo vía el ferrocarril pacífico, publicado por la compañía de ferrocarril de la unión pacífica , y un alrededor del mundo en ciento veinte días por Edmond Planchut . A principios de 1870, la Compañía Ferroviaria Erie publicó una declaración de rutas, tiempos y distancias que detallaban un viaje alrededor del mundo en setenta y siete días y veintiuna horas.


Otra referencia viene del viajero italiano Giovanni Francesco Gemelli Careri . Él escribió un libro en 1699: Viaje alrededor del mundo.  La novela documenta su viaje como uno de los primeros europeos a circular por el mundo en busca de placer en lugar de ganancias, utilizando el transporte público .En 1872, Thomas Cook organizó el primer viaje turístico alrededor del mundo, partiendo el 20 de septiembre de 1872 y regresando siete meses después. El viaje fue descrito en una serie de cartas que fueron publicadas en 1873 como Carta del Mar y de Tierras Extranjeras, Descriptivo de una gira alrededor del mundo. Los estudiosos han señalado similitudes entre el relato de Verne y las cartas de Cook, aunque algunos sostienen que el viaje de Cook ocurrió demasiado tarde para influir en Verne.  Una posible inspiración fue el viajero George
Francis Train, que hizo cuatro viajes por todo el mundo, incluyendo uno en 80 días en 1870.

Verne se caracteriza a menudo por ser futurista o autor de la ciencia ficción, pero no hay nada  de la ciencia ficción en este, su trabajo más popular. Más que cualquier futurismo, sigue siendo un retrato memorable del imperio británico.  Es interesante notar que, hasta 2006, no se escribieron ediciones críticas debido a las malas traducciones disponibles y la conexión estereotipada entre la ciencia ficción y la literatura infantil. Sin embargo, las obras de Verne comenzaron a recibir críticas más serias a finales del siglo XX y comienzos del siglo XXI, con nuevas traducciones Las lecturas post-coloniales de la novela elucidan el papel de Verne como propagandista para el dominio global europeo, como un historiador de los vencedores. " La novela de Verne, una de las más leídas del siglo XIX, desempeñó un papel importante en la configuración de las actitudes europeas de las tierras colonizadas.


La novela ha sido adaptada en múltiples ocasiones y a todo tipo de formato libros, películas series, teatro comic juegos etc.  Destacando: La película de 1956 protagonizó a David Niven como Fogg y Cantinflas como Passepartout .La película fue nominada a ocho premios Oscar,  de los cuales gano cinco incluyendo el de mejor película. La serie de televisión  de 26 episodios animada hispano-japonesa, en la que todos los personajes eran animales antropomórficos. Se hizo una segunda serie basada en otras historias de Jules Verne.


Perdición (Double Indemnity)



Es un film de cine negro estadounidense  1944 dirigida por Billy Wilder , coescrito por Wilder y Raymond Chandler . El guión se basó en la novela homónima de James M. Cain de 1943. La película está protagonizada por Fred MacMurray, Barbara Stanwyck  y Edward G. Robinson. El tiyulo original en ingles “Double Indemnity “( doble indemnización ) se refiere a una cláusula en ciertas pólizas de seguro de vida que duplica el pago en casos excepcionales cuando la muerte es causada accidentalmente cuando se viaja en un ferrocarril. La banda sonora  fue compuesto por Miklós Rózsa, Wilder tuvo la idea de usar una fuga de cuerdas inquietante (como la apertura a la Sinfonía Inacabada de Franz Schubert ) para reflejar las actividades conspirativas de los personajes , que Rózsa consideró una  buena  idea y finalmente la Sinfonía se uso con un efecto muy melodramático en una escena.

Barbara Stanwyck, Fred MacMurray y Billy Wilder
En la ciudad de Los Ángeles un agente de una compañía de seguros Walter Neff y una cliente  Phyllis Dietrichson traman asesinar al marido de esta última para así cobrar un cuantioso y falso seguro de accidentes. Todo se complica cuando entra en acción Barton Keyes , investigador de la empresa de seguros. Una de las mejores películas de cine negro de todos los tiempos, un clásico por el que no pasa el tiempo y la obra maestra en la que se reflejan la gran mayoría de las cintas del género.

James M. Cain basó su novela corta en un asesinato de 1927 perpetrado por una mujer casada de Queens, Nueva York y su amante, cuyo juicio asistió mientras trabajaba como periodista en Nueva York. En ese crimen, Ruth Snyder persuadió a su amante, Judd Gray, para que matara a su esposo Albert después de contratar una  póliza de seguro, con una cláusula de doble indemnización.  Los asesinos fueron rápidamente identificados, arrestados y condenados. La foto de la ejecución de Snyder en la silla eléctrica de Sing Sing ha sido considerada la foto más famosa de los años veinte.

Double Indemnity comenzó a circular en Hollywood poco después de su publicación. El agente de Cain envió copias de la novela  a todos los estudios y, en cuestión de días, MGM , Warner Bros. , Paramount , 20th Century-Fox y Columbia competían para comprar los derechos . Pero tras ser enviada a la oficina del  Código de Producción Cinematográfica (Organización que implanto el conjunto de pautas morales de la industria que se aplicaron a la mayoría de las películas de los Estados Unidos lanzadas entre 1930 y 1968. También es popularmente conocido como el Código Hays), los estudios retiraron sus ofertas de inmediato. La oficna advirtió: “El tono  general y  sórdido de esta historia hace que, a nuestro juicio, sea totalmente inaceptable para la presentación en pantalla, especialmente ante el publico  joven e impresionable, ante el pensamiento y el hecho del crimen”.  Ocho años después, un ejecutivo de la Paramount pensó que el material sería perfecto para Wilder y compraron los derechos. Paramount volvió a enviar la historia a las oficinas del Código de Producción Cinematográfica, pero la respuesta fue casi idéntica a la de ocho años antes. Wilder y los  ejecutivos de la Paramount decidieron seguir adelante de todos modos. Presentaron un tratamiento cinematográfico diseñado por Wilder y Charles Brackett (fue un novelista estadounidense que trabajó también como guionista y productor cinematográfico. Su mejor época llegó cuando, a partir de 1936, empezó a colaborar con Billy Wilder, con quien firmó los guiones de un total de 13 películas, entre las que destacan clásicos como Ninotchka (1939), Bola defuego (1941), Días sin huella (1945) y El crepúsculo de los dioses (1950). Esta última supuso el final de la colaboración entre Wilder y Brackett), esta vez se aprobó el proyecto con solo algunas objeciones: la eliminación del cuerpo, una escena de ejecución en una  cámara de gas , y la escasa altura de la toalla usada por la protagonista femenina en su primera escena.

Despues de su aprobación el siguiente paso fue escribir el  guion. El material fue considerado en Hollywood como no filmable debido las restricciones impuestas por el Código de Producción. A pesar de que había trabajado en el tratamiento, Charles Brackett decidió que era demasiado sórdida y se retiró del proyecto, dejando que Wilder encontrara otro colaborador. Su primera opción, el propio James M. Cain , pero ya estaba trabajando para otro estudio y no estaba disponible (aunque Cain afirmó que nunca le preguntaron). Entonces se sugirió a Raymond Chandler . Más tarde Wilder recordaría con decepción su primer encuentro con Chandler. Imaginándose un ex detective privado que había llevado sus propias experiencias a una prosa descarnada, en su lugar conoció a un hombre que más tarde describiría como un contable. Chandler era nuevo en Hollywood, pero lo vio como una oportunidad de oro. Para ayudarlo a guiarse en la escritura de un guion, Wilder le dio a Chandler una copia de su propio guion de una de sus películas para estudiar. Después del primer fin de semana, Chandler presentó ochenta páginas que Wilder caracterizó como "instrucción de cámara inútil"; Wilder rápidamente lo dejó de lado e informó a Chandler que trabajarían juntos, lenta y meticulosamente. Según todos los informes, la pareja no se llevó bien durante los cuatro meses que duro la escritura. En un momento dado, Chandler incluso renunció, presentando una larga lista de agravios sobre por qué ya no podía trabajar con Wilder. Wilder, sin embargo, aguantó ya que  admiraba los diálogos de Chandle  que se podían llevar muy bien a la pantalla.

Chandler y Wilder hicieron cambios considerables en la historia de Cain. Por un lado, el final fue revisado. Y el personaje de Barton Keyes se transformó del colaborador bastante ingenuo de Walter Neff en su mentor y eventual némesis. Inicialmente, Wilder y Chandler habían tenido la intención de conservar  tanto diálogo original de Cain como fuera posible, pero  Fue Chandler quien primero se dio cuenta de que el diálogo de la novela no se traduciría bien a la pantalla. Wilder no estuvo de acuerdo y se molestó. Para resolverlo, Wilder contrató a un par de actores del estudio para leer en voz alta los pasajes del diálogo original de Cain. Para sorpresa de Wilder, Chandler tenía razón y, al final, el diálogo cínico y provocativo de la película era más de Chandler y Wilder de lo que era Cain. 
Chandler también hizo un montón de trabajo de campo mientras trabajaba en el guion y tomó grandes volúmenes de notas. Al visitar varios lugares que figuraban en la película, fue capaz de dar una sensación de realismo sobre Los Ángeles que se filtró en el guion.
La tumultuosa relación entre Wilder y Chandler solo mejoró el producto de su colaboración. Wilder, de hecho, creía que la discordia, un tira y afloja, era un ingrediente vital necesario para una fructífera colaboración: "Si dos personas piensan igual", dijo una vez, "es como dos hombres tirando de un extremo de una cuerda". Si vas a colaborar, necesitas un oponente para rebatir cosas
Más de 60 años después del lanzamiento inicial de la película, se descubrió que Chandler había aceptado aparecer en un cameo fugaz a los 16 minutos 12 segundos de la película, leyendo un libro cuando Neff pasa caminando por el pasillo. Esto es notable porque, aparte de un fragmento de una película casera, no se conocen otras imágenes en movimiento de Chandler en ninguna parte. 

Cuando Chandler llegó a trabajar con Wilder, ya era un alcohólico en recuperación. Como Wilder notó, "Él estaba en Alcohólicos Anónimos, y creo que pasó un momento difícil conmigo, lo llevé a beber nuevamente..."  Cuando se estreno la película, Chandler estaba completamente desilusionado con los guionistas de  y publicó un reportaje titulada "Escritores en Hollywood"  en noviembre de 1945 en la que se quejaba: "La primera película  en la que trabajé fue nominada para un Oscar  (si eso significa algo), pero ni siquiera fui invitado a la crítica de prensa se realizó justo en el estudio ". Descuidó, sin embargo, mencionar que el estudio le mantuvo al salario durante el calendario de rodaje de ocho semanas y que no se permitieron cambios al guion sin su aprobación, algo  muy raro para los guionistas, especialmente los recién llegados, en esos días.  Ofendido, Wilder respondió diciendo: "¿No lo invitamos? ¿Cómo pudimos? Estaba bajo la mesa ebrio en casa de Lucy", un abrevadero cercano para los empleados de Paramount. Esta relación con Chandler es lo que inspiro a Wilder a su próximo proyecto, La ganadora del Oscar a la mejor película, “Días sin huella” (The Lost Weekend) , sobre un escritor alcohólico. Wilder hizo la película, en parte, "para explicar a Chandler a sí mismo".

Tener a los dos protagonistas heridos de muerte fue uno de los factores clave para obtener la aprobación del  Código de Producción Cinematográfica para el guion: el Código de Producción exigía que los delincuentes pagaran, , por sus transgresiones. Además Perdición entro en  nuevos terrenos cinematográficos en varios frentes, es la primera vez que una película de Hollywood explora explícitamente los medios, los motivos y la oportunidad de cometer un asesinato Y encontrar actores  para dar matices a estos personajes traicioneros sería un desafío para Wilder.

La primera elección fue Barbara Stanwyck, en ese momento no solo era la actriz mejor pagada de Hollywood, sino también la mujer mejor pagada de Estados Unidos. Dada la naturaleza del papel, Stanwyck era reacia a participar, por temor a que tuviera un efecto adverso en su carrera.   Le dije: "Me encanta el guión y te amo, pero tengo un poco de miedo después de todos estos años de representar  heroínas convertirme en un asesina ". Y el Sr. Wilder -y con razón- me miró y dijo: "Bueno, ¿eres un ratón o una actriz?" Ella contesto: "Bueno, espero ser una actriz". Él dijo: "Entonces hazlo". Y lo hice y estoy muy agradecido.

Para el personaje de Walter Neff, muchos actores de se le ofreció el  papel  como Alan Ladd , James Cagney , Spencer Tracy , Gregory Peck y Fredric March pero no le comvencian nada .  Wilder incluso recuerda "raspando el fondo del barril" le pregunto  George Raft . Raft era analfabeto, por lo que Wilder tuvo que contarle la trama pero no entiendo nada y frustro a  Wilder, este finalmente se dio cuenta de que debería ser interpretada por alguien que no solo podía ser un cínico, sino también un buen tipo.

Fred MacMurray estaba acostumbrado a interpretar a "buenos muchachos desprevenidos" en comedias ligeras, y cuando Wilder le ofreció  por primera vez el papel de Neff, MacMurray dijo: "¡Estás cometiendo el error de tu vida!" "hacer  un papel serio requiere actuación", dijo, "y no puedo hacerlo".  Pero Wilder lo molestaba todos los días, en su casa, en el  estudio, en su camerino, en la acera, hasta que simplemente cedió. MacMurray hizo un gran actuación  y su rendimiento demostró nuevas capacidades de su talento . "Nunca soñé que sería la mejor película que haya hecho", dijo.

Edward G. Robinson también se mostró reacio a firmar el papel de Barton Keyes, pero no por las mismas razones que MacMurray y Stanwyck. Siendo una estrella desde 1930, este papel representó un paso hacia abajo hasta la tercera posición pero ayudó, como admitió, que obtendría el mismo salario que los dos candidatos, por menos días de rodaje.

El final original de la novela de Caín requería que los personajes se suicidaran . El suicidio, sin embargo, estaba estrictamente prohibido en el momento por el Código de Producción, de manera que para  resolver la  trama,  Wilder escribió y filmó un final diferente en el que Neff es condenado a la cámara de gas mientras Keyes lo observa. Esta escena fue filmada antes de la escena que se convirtiera en el final definitivo, ya que Wilder, comenzó a preguntarse si el final de la cámara de gas era necesario y un que ya había filmado simplemente sacamos la escena en la cámara de gas"  a pesar de su coste de $ 150,000 para el estudio.  Los elementos de sonido se perdieron, pero aún existen imágenes de la producción de la escena. El propio Cain estaba muy satisfecho con la forma en que su libro fue llevado  a la pantalla. Después de ver la  media docena de veces, comento: "... Es la única película sobre mis libros que tenía cosas que me gustaría haber escrito yo. El final de Wilder fue mucho mejor que mi final.

El aspecto de la película se logró a través del trabajo del director de fotografía John F. Seitz  Aquí Wilder aprovecha sus raíces en Berlín de los años 20, y él y Seitz le dan a la película una mirada que recuerda sutilmente al expresionismo alemán , con un dramático despliegue de luz y sombras un  contraste entre los brillantes y soleados exteriores del sur de California y los interiores oscuros, sombríos "A veces  estaba tan oscuros que no se podía ver nada.  El contraste se intensificó, en palabras de Wilder, "ensuciando" los decorados. Una vez que el set estaba listo para la filmación, Wilder volcaba algunos ceniceros para darle a la casa una apariencia apropiadamente sucia. Wilder y Seitz también lanzaron partículas de aluminio al aire para que, mientras flotaban, parecían polvo.

Wilder coloco a Stanwyck una peluca rubia para  hacer que se viera tan sórdida como fuera posible.  Esta peluca ha sido citada por algunos como el fallo  más grande de la pelicula y afirma que parece demasiado "falsa". Según  Wilder, eso era exactamente lo que él estaba buscando cuando eligió la peluca que quería proyectar, "la falsedad de la chica - Mal gusto, peluca falsa", con perfume barato a juego, pero no convencido y el jefe de producción de Paramount que comento: "Contratamos a Barbara Stanwyck, y aquí tenemos a George Washington".

En la escena donde Phyllis está escuchando en la puerta esta se abre hacia el pasillo, lo cual no está permitido por los códigos de construcción, incluso en aquel entonces, pero le da a Phyllis algo donde esconderse y aumenta la tensión.

Wilder la consideró a como su mejor película debido al menor número de errores de escritura y guiones  y siempre mantuvo que las dos cosas de las que más le enorgulleció en su carrera fueron los elogios que recibió de Cain sobre perdición  y de Agatha Christie por  Testigo de cargo .  Elogiado por los críticos fue nominado para siete Premios de la Academia pero no ganó ninguno. Ampliamente considerado como un clásico, a menudo se la cita como paradigma del cine negro e incluso la primera película de ese genero y  como un referente para las películas que siguieron a ese género. Considerada "culturalmente, históricamente o estéticamente significativa" por la Biblioteca del Congreso de EE. UU. En 1992, fue seleccionado para su preservación en el National Film Registry . En 1998, ocupó el puesto número 38 en la lista del American Film Institute de las 100 mejores películas de todos los tiempos.