miércoles, 30 de noviembre de 2016

HELLO, MY NAME IS DORIS



Es una comedia dramática estadounidense dirigida por Michael Showalter (siendo esta su segunda película), con guión de Showalter y Laura Terruso, basado en su  cortometraje “ Doris & The Intern” (2011). Está protagonizada por Sally Field con  Max Greenfield,
Beth Behrs, Wendi McLendon-Covey, Stephen Root, Elizabeth Reaser, Natasha Lyonne and Tyne Daly.

Doris Miller, una mujer de 60 años que tras la muerte de su madre y asistir a un seminario de auto-ayuda, intentar volver a encauzar su vida, centrándose sobre todo en su situación sentimental, intentando relacionarse amorosamente con un compañero de trabajo mucho más joven que ella. "Una comedia cargada de incisivos apuntes sobre las relaciones laborales, familiares y afectivas, pero, sobre todo, es un complejo retrato de personaje al que Sally Field se entrega con encomiable generosidad y flexibilidad.


En el momento del estreno, Sally Fields tenía exactamente dos veces la edad de Max Greenfield. La banda sonora fue compuesta por Brian H. Kim, pero de ella destaca sobre todo los dos temas de la banda indi Bleachers como la banda ficticia Baby Goya and The Nuclear Winters, que interpretan dos temas y también realizan un cameo.



La película tuvo su estreno mundial en el Festival de Cine South by Southwest, donde ganó el premio del público, también se presentó en el festival de de Cine de Montclair. El rodaje se llevó acabo durante 3 semanas en Los Ángeles y 3 días en Nueva York.


 




                                          

domingo, 27 de noviembre de 2016

El hombre del traje gris ("The Man in the Gray Flannel Suit")



Es una novela  publicada en 1955 del escritor estadounidense  Sloan Wilson . Los personajes principales, una joven pareja de clase media llamado Tom y Betsy Rath, comparten una lucha para encontrar satisfacción en la cultura agitada y material de la época, mientras que varios personajes luchan esencialmente la misma batalla, pero  por diferentes razones. Al final, se trata de una historia de asumir la responsabilidad de la propia vida.


Tom Rath, un veterano de la segunda guerra mundial, no le pide nada extraordinario a la vida: a saber, un hogar como es debido, dinero suficiente para mantener a su familia y una profesión que no aplaste su espíritu. Con el deseo de poderse costear una casa más grande para su mujer y sus tres hijos, deja su trabajo en una fundación artística para ocupar un puesto mejor remunerado como relaciones públicas de una cadena de televisión. El trabajo, sin embargo, le resulta vano y deshumanizador, y después de una serie de
crisis personales se ve obligado a reexaminar sus prioridades –y a resolver un asunto pendiente del pasado. El hombre del traje gris anticipó en buena medida algunas de las visiones menos complacientes de la  vida en los modernos suburbios; el clásico de Wilson –cuyo retrato áspero y memorable de los hombres de traje gris ha permanecido todos estos años en el sustrato cultural estadounidense–, vuelve ahora con un nuevo impulso gracias a su reivindicación por jóvenes escritores como Jonathan Franzen.

El libro  en gran parte autobiográfica, basándose en las experiencias de Wilson como director adjunto de la Comisión Nacional del ciudadano de los EEUU para las escuelas públicas. El carácter de "Ralph Hopkins", el ejecutivo de alto rango, se basó en Roy Larsen, jefe de la vida real de Wilson en Time Inc. La novela se convirtió en un éxito de ventas. El título entró a formar del  lenguaje popular y ha continuado apareciendo durante décadas en las referencias de los sociólogos al mundo de  los  negocios  de los Estados Unidos. En 1984, Wilson publicó una secuela, El hombre del traje gris II . Aunque se publicó casi treinta
años después de que el libro original, la secuela se establece aproximadamente una década después de la novela original, retomando la historia de Tom Rath en 1963. La trama se refiere a relación extramarital de Tom con una mujer más joven, su posterior divorcio y nuevo matrimonio, y la muerte de su hijo en la guerra de Vietnam. A diferencia de la novela original, no era ni una crítica ni fue un éxito comercial. La novela fue la base para la película de 1956 del mismo nombre protagonizada por Gregory Peck y Jennifer Jones.