domingo, 14 de enero de 2018

La evasión (Le Trou)



Es una película franco-italiana de 1960 dirigida por Jacques Becker. Es una adaptación del libro del mismo título de José Giovanni (fue un escritor, guionista, dialoguista y director cinematográfico francés y nacionalizado suizo sus novelas trataba sobre el mundo del crimen organizado) de 1957 .La película se basa en un hecho real relacionado con cinco reclusos en la prisión de La Santé en Francia en 1947. El director Becker, murió unas semanas después de que terminara el rodaje, esta considera su mejor película y según François Truffaut, una obra maestra. La minuciosidad con la que se relatan los preparativos de la evasión eclipsa la interpretación de los actores, confiriendo a la película un carácter de documental. La película no tiene créditos de apertura ni música excepto en los créditos finales.

Manu, Roland, Jo y Vosselin comparten celda en la prisión francesa de La Santé. Los cuatro han pensado un elaborado método para escapar de la prisión, pero cuando están a punto de ejecutarlo, les asignan un nuevo compañero de celda, al que no saben si comunicarle o no sus planes.  Una historia sobre el comportamiento humano y la cooperación que trasciende su verdadera localización.

Jacques Becker conoció por primera vez el intento de fuga de la prisión de La Santé en 1947 en un periódico. Años más tarde, descubrió que José Giovanni había usado el mismo intento de fuga en su novela Le Trou de 1957. Becker se puso en contacto con el editor de Giovanni, Gallimard para hacerse con los derechos cinematográfico y el y Giovanni colaboraron en el guion. Becker contrató a tres de las personas involucradas en la fuga como consultores técnicos. Uno de los consultores, Roland Barbat (usando el nombre artístico Jean Keraudy), aparece en la película como el personaje Roland Darbant, que planea el túnel e improvisa todas las herramientas que utilizan. Barbat también aparece al comienzo de la película como él mismo, trabajando en un Citroën 2CV. (Barbat se convirtió en mecánico después de salir de prisión). Le dice directamente a la cámara que estamos a punto de ver su verdadera historia. La prisión fue replicada hasta en los detalles más minimos. La escena en la que tres personajes diferentes se turnan para romper el piso de su celda se filmó en una sola toma, de casi cuatro minutos de duración.


La película se completó de acuerdo con los deseos del director después de su muerte, pero el productor Serge Silberman la redujo de la versión inicial de 140 minutos en unos 24 minutos para mejorar sus posibilidades comerciales. El metraje descartado permanece perdido. En el Festival de Cannes fue Nominada a la Palma de Oro y en los Premios BAFTA recibió  2 nominaciones incluyendo a Mejor película.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario